• UN BACHILLERATO DE ÉLITE

    Los Alumnos de Bachillerato arrancan una etapa decisiva en sus vidas, que les llevará con su esfuerzo y dedicación, a la Universidad, a otros estudios superiores y al mundo laboral. Pero decir Bachillerato es decir mucho más.

    Los objetivos que queremos alcanzar con ellos en este curso son los siguientes:

    - Educar para el estudio, la reflexión y la interioridad con el fin de descubrir las verdades que aportan la ciencia y la técnica.
    - Lograr la formación integral de la persona mediante el desarrollo armónico de todas sus potencialidades físicas, psicológicas, socioculturales, morales y trascendentes.
    - Desarrollar las aptitudes personales, estimulando la libertad, la responsabilidad, el diálogo y la cultura emprendedora.
    - Ofrecer una pedagogía basada en el uso de las nuevas tecnologías, la creatividad y la innovación educativa, donde el alumno sea protagonista de su aprendizaje.
    - Fomentar valores de alcance universal como el respeto, convivencia, paz y solidaridad.
    - Formar a nuestros alumnos para que actúen en la vida, individual y colectivamente, según criterios y actitudes evangélicas.

    Valores.

    En el primer trimestre trabajaremos la responsabilidad tanto personal desarrollando actitudes de compromiso y libertad, como profesional, entendiéndola como compromiso ante el estudio y trabajo.
    En el segundo trimestre valores más “sociales” como son: el respeto, diálogo.
    En este último trimestre trabajaremos sobre valores más “trascendentes” como son la solidaridad y el compromiso social de nuestros alumnos, su trabajo, actitud etc son su “pequeña – gran” aportación, necesaria e imprescindible para una sociedad y un mundo mejor.

    Prioridades.

    - Iniciar el curso con un trabajo de mentalización y posterior compromiso de los alumnos de que ellos son los verdaderos protagonistas de su formación.
    - Planificación y organización de metodología , de tiempos de estudio y ocio, materiales… con especial importancia y dedicación a sus actitudes y disposición hacia el trabajo.
    - Llegar a un acuerdo grupal sobre qué entendemos por diálogo y respeto y sobre su importancia .
    - Fomentar la igualdad real entre hombres y mujeres.
    - Erradicar cualquier tipo de actitud o comportamientos discriminatorios.
    - Nuestros alumnos deben tomar conciencia de su propia situación personal, familiar etc, valorándola, y estando dispuestos a superarla si fuese necesario.
    - Fomentar la empatía, la tolerancia activa y la justicia social.
    - Ayudar a los que más lo necesiten.
     

    PINCHA AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN

    Comparte la noticia